Donde el Corazón habita

Obra seleccionada para el concurso de pieza única de la Feria NACE 2021

Tema: Ikiru=vivir

 

En estos tiempos tan difíciles no ha quedado más remedio que recoger los fragmentos rotos para poder seguir adelante...

 

Con paciencia y delicadeza los voy uniendo uno a uno.

Intento colocarlos exactamente en el mismo lugar.

Sello todas y cada una de las fracturas para que nada vuelva a romperme.

Elijo urushi rojo-sangre para que mi corazón palpite de nuevo.

Oro valioso para el interior.

En apariencia es la misma pieza.

Pero quedan pequeños desniveles y leves hendiduras que acaricio con mis dedos.

Todo ha cambiado, es diferente.

Yo también...

 

El Kintsugi es el arte japonés que nos enseña a  reconstruir los fragmentos rotos de cualquier objeto con resina natural extraída del árbol Urushi. Es un proceso muy lento y delicado en el que es primordial respetar los tiempos de secado y elaboración de cada fase. Se termina con una fina capa de oro o pigmentos con la que la pieza queda protegida y nos permite darle una nueva vida pudiendo volver a ser utilizado como antaño. Es parte de una filosofía en la que se aprecia la belleza de las cicatrices como parte de la historia de cada objeto. 

 

Estas piezas son el resultado del aprendizaje obtenido de Arisa Nishino, mi maestra de kintsugi durante casi cinco meses en el estado de alarma por la pandemia, en un curso vía online Kioto-Estella. En él hemos compartido experiencias, risas, conocimientos y el amor por esta técnica centenaria.

 

Domo Arigato, Arisa Nishino🙏❤️

© 2021 IRANZU URRA PORCELANAS